SGAE 2020 en Mi mesa cojea

Buenísimo el post satírico-futurista que se marca hoy José Pérez en Mi mesa cojea:

(Artículo copiado de Wikipedia el 12 de marzo de 2020.)

…En 2011, tras un largo proceso de negociación con el Gobierno, la SGAE consigue sacar adelante una ley por la cual se considera al ser humano “un dispositivo de almacenamiento masivo”. Esta ley permite a la SGAE cobrar un canon mensual a las personas, ya que se entiende que éstas son capaces de memorizar y reproducir textos y melodías sin control alguno.

Leer post completo | SGAE 2020.

Relacionado con esto, pero mucho más triste y preocupante: un parlamentario europeo español (socialista y de 73 años) presenta una propuesta en el Parlamento Europeo, una vez más, para que los ISPs sean responsables por los contenidos intercambiados por sus usuarios y para que se cierren los sitios de enlaces torrent. Creo que no exagero si digo que sus votantes no le han votado para esto (que desde luego no estaba en su programa electoral) y que con actuaciones así se arriesga mucho a un fuerte voto de castigo en las siguientes Europeas, que están a la vuelta de la esquina y la percepción generalizada es que al fin y al cabo no se arriesga mucho usándolas para dar esos mensajes.

Vía | Mauro A. Fuentes en Friendfeed y Techmeme respectivamente

Gana 3 juicios y 997 se autocensurarán

Hoy un ejemplo de esto. Los que publicamos contenidos en internet a los pies de cualquiera a quien no les gusten nuestras opiniones o las de nuestros lectores.

Llama poderosamente la atención que quien lo haga sea un grupo de medios, Vocento en este caso. ¿Es el mismo bufete de abogados que manda este cease and desist el que luego les defiende a ellos cuando son acusados por terceros de intromisión en el honor? ¿Qué postura tomarán cuando alguien les demande por contenidos subidos por usuarios suyos a Dalealplay? Por otro lado, una comunicación amistosa previa seguro que hubiera sido más eficaz.

Fuente | Gonzolog

Sentencia condenatoria en juicio sobre SGAE en primera instancia

romeu

No quiero convertir este blog en un monográfico sobre la SGAE, pero entre el juicio y lo liado de trabajo que ando, últimamente lo parece.

Hoy nos han remitido la sentencia del juicio por la demanda que la SGAE planteó contra mi por atentado a su honor. La juez acepta la demanda y la petición de condena que solicitaba la SGAE. Dice que ha habido menoscabo del honor de la SGAE y que yo soy responsable “como una suerte de colaborador necesario de las manifestaciones vertidas en su blog que atentan al honor de la actora y que (…) no sufrieron intervención alguna por parte del demandado”. Afirma también que aunque sea de aplicación la LSSICE, no deja de serlo la ley de protección del derecho al honor.

Como único precedente jurídico la juez cita la sentencia del caso PutaSGAE, que no es firme, puesto que hoy mismo el Tribunal Supremo ha admitido a trámite un recurso de casación contra ella, y por lo tanto no cabe alegarlo como precedente. También cita otra sentencia, la de la Frikipedia, que a su vez se remite a esta misma sentencia de PutaSGAE. Esto es, todo casos de la SGAE contra alguien y todos encadenados unos con otros. Cualquiera que no estuviera mejor informado y no conociera nuestro sistema jurídico podría llegar a pensar que se está intentando crear una jurisprudencia ad-hoc para la SGAE.

La sentencia incluye una definición de blog copiada literalmente de internet:

también conocido como weblog o cuaderno de bitácora (listado de sucesos), es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos o artículos de uno o varios autores, apareciendo primero el más reciente, donde el autor conserva siempre la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente. Habitualmente, en cada artículo, los lectores pueden escribir sus comentarios y el autor darles respuesta, de forma que es posible establecer un diálogo.

Y luego añade, copiado de otra sentencia (viva el copy-paste):

Los hechos en los que se fundamenta la demanda se concretan fundamentalmente en los comentarios, llamados posit y positero a quien lo hace (sic)

Todavía tenemos que hacer un análisis más detallado de la sentencia. En cualquier caso tenemos claro que la recurriremos. Esto no ha acabado ni mucho menos.

Para terminar de cerrar el círculo, a raiz de una entrevista que me hizo Pablo Fernández en 20 Minutos, los abogados de la SGAE presentaron un escrito solicitando a la juez que no me dejara publicar el video de la audiencia pública. Escrito al que, por supuesto, nos hemos opuesto por improcedente y carente de fundamento jurídico. Aún así, todavía no tenemos el video de la audiencia.

Actualización 04/07/08: como consecuencia de la sentencia en primera instancia sobre la demanda de la SGAE, aún no estando de acuerdo con la decisión de la juez, decisión que en breve será recurrida a instancias superiores (sucesivamente Audiencia Provincial de Madrid, Tribunal Supremo, Tribunal Constitucional y Tribunal de Justicia de la Unión Europea) y como muestra de respeto hacia el poder judicial, en el que sigo confiando para que, al final de todo este proceso, se haga justicia, he procedido a eliminar contenidos de los 22 comentarios enumerados en la Sentencia. En dichos comentarios se ha sustituido las expresiones que supuestamente atentan al honor de la SGAE citadas en la demanda por “*****”.

Más información:

Cronología del proceso en Merodeando:

Reflexiones sobre el juicio de la SGAE

Con unos días más de perspectiva, creo que vale la pena reforzar algunas ideas sobre este juicio y sobre los argumentos de las partes. Así como puntualizar una o dos cosas que se han publicado en la última semana.

Argumentos de la defensa

Nuestra defensa se centra en los siguientes argumentos:

1. Merodeando es un blog personal, no un medio de comunicación. No le resulta de aplicación la Ley de Prensa de 1966, que se refiere en su artículo 1 a medios impresos (obvio la referencia al Fuero de los Españoles) y que presupone una estructura jerárquica de control de la publicación de contenidos:

El derecho a la libertad de expresión de las ideas reconocido a los
españoles en el artículo 12 de su Fuero se ejercitará cuando aquéllas se
difundan a través de impresos, conforme a lo dispuesto en dicho Fuero y en
la presente Ley

2. El autor del blog, osea yo, asume por completo el texto del post objeto de la demanda. Ahora bien, entendemos que dicho contenido es puramente informativo y no introduce opinión. Al tratarse de afirmaciones sobre hechos, si estos son ciertos, por mucho que pudieran ser hirientes, no son en ningún caso constitutivos de injuria. Pensamos también, que se encuentran ampliamente abarcados dentro del derecho a la libertad de expresión que reconoce el artículo 20 de la Constitución.

3. En lo que respecta al contenido de los comentarios publicados en dicha noticia, entendemos que es de aplicación la LSSICE puesto que, respecto al servicio de comentarios del blog, soy prestador de servicios a terceros y, por lo tanto, no puedo ser responsable de los contenidos publicados por estos. La responsabilidad sobre dichos comentarios es de sus respectivos autores. Sobre cuya identidad, por cierto, en ningún momento me ha preguntado ni la SGAE, ni la fiscalía, ni la juez. Obviamente no le hubiera dado las IPs a la SGAE, pero sí a la juez si lo hubiera solicitado para identificar a los comentaristas. Pero es que ni lo han pedido. Mi responsabilidad respecto a los comentarios, de nuevo según la LSSICE, es la de retirarlos cuando así me lo indique la autoridad competente.

(más…)

Juicio por la demanda de la SGAE

Actualización 15:19: el juicio no ha ido excesivamente bien. Contra lo que era previsible, el ministerio fiscal se ha manifestado a favor de la demanda. Digo que contra lo previsible porque la postura de la fiscalía de Madrid es, en general, claramente favorable a nuestras tesis. El abogado de la SGAE ha intentado hacer ver que yo soy responsable de todo lo que se publica en mi blog, sea o no el autor, simplemente porque tengo los mecanismos y herramientas necesarios para borrar o modificar los comentarios. Javier Maestre, mi abogado, ha defendido que se trata de un blog personal, no de un medio de comunicación y que por lo tanto no cabe aplicar la ley de prensa de Franco, como pretende la SGAE, sino la LSSI; que la responsabilidad de los comentarios es de sus autores (sobre cuya identidad ni siquiera ha preguntado la SGAE) y que, en cualquier caso, el tono del post es claramente informativo y no injurioso.

Esperamos sentencia en unos cuatro o cinco días, pero lo más probable, hoy por hoy, es que sea condenatoria y que tengamos que recurrir. Cuando esté disponible el video del juicio lo subiré en Youtube y aquí para que lo podáis ver todos.

Actualización 11:08: me llaman para avisarme de que se adelanta el juicio a las 12:30. ¿De qué película me sonará a mi esto?

Hoy se celebra la vista oral del juicio por la demanda que la SGAE puso contra mí por el post sobre el googleboming SGAE – Ladrones. Será a las 13:45, en el juzgado de primera instancia número 55 de Madrid, en la calle María de Molina 42.

En su momento la SGAE presentó el escrito de demanda, nosotros la respuesta a la demanda y también tuvimos una vista previa en la que la SGAE solicitó poder interrogarme, que es lo que se hará hoy. Después de esto el juicio debería quedar visto para sentencia, que no sé cuánto tardará en producirse.

Yo estoy tranquilo. Estoy convencido de tener la razón de mi parte. Y estoy convencido de que el sistema judicial español funciona, aunque a veces lleve algo más de tiempo de lo que a todos nos gustaría. Muchas gracias a todos por las muestras de solidaridad desde blogs, twitters, correos y demás durante todos estos meses. Estoy convencido también de que es una batalla que había que dar y me ha tocado a mí darla en nombre de todos. Bueno, a mí, a Público y a unos cuantos más.