Le informamos…

Recibo este correo, obviamente no solicitado:

Yamaytel, S.L.

Le informamos que su dirección de correo electrónico ha pasado a formar parte de nuestros ficheros electrónicos, mediante los cuales, en alguna ocasión le informaremos.

A su vez, si desea que no le incluyamos, sólo tiene que comunicárnoslo en la siguiente dirección de correo electrónico: noinfo@yamaytel.com

Reciba un cordial saludo.

Les contesto lo siguiente:

Les informo que su dirección de correo electrónico ha pasado a formar parte de mis filtros de borrado automático de mensajes. Si en alguna ocasión me envían algo, irá directamente a la papelera sin que yo lo lea o sea siquiera consciente de su existencia.

Reciban un cordial saludo.

Relacionadas:

Ladrones del tiempo

Reloj

Seguro que lo que voy a contar os suena a muchos. Especialmente a los emprendedores, pero seguro que también a muchos otros. Si te paras un poco a pensar te das cuenta de que nuestro bien más valioso es nuestro tiempo. Tiempo para hacer cosas, para hacer crecer la empresa, para vender, para pensar y lanzar nuevos productos, para montar y reforzar el equipo, para controlar como van las cosas, para planificar, para…

Y sin embargo, nos encontramos constantemente (al menos yo) dedicándole tiempo a cosas que, en el mejor de los casos, son secundarias. Con más frecuencia de la que debiera acabo el día sin tener una idea muy clara de qué cosas productivas he hecho hoy. Así que, últimamente, estoy haciendo un esfuerzo bastante constante por reducir al mínimo dichas pérdidas de tiempo útil.

1. Correo:
Es un sumidero de tiempo impresionante. Aunque tenga la pestaña del correo (gmail for domains) siempre abierta, suelo mirarla al principio del día y luego algunas veces más durante el día cuando he terminado una tarea y antes de empezar con la siguiente. Desde luego muy a evitar los notificadores que te avisan cada vez que tienes un correo recibido. Si la gente tiene que localizarte urgentemente, que te llame al móvil o que te contacte vía messenger, pero no les dejes pensar que estás siempre delante del correo (mucho más a evitar aún con las blackberries).

Además, intento gestionar el correo para dejar siempre el inbox a 0. La verdad es que no lo consigo, pero tenerlo en 20 correos (todos leídos) ya me parece un triunfo comparado con la situación anterior. Sigo unos cuantos trucos. En primer lugar intento automatizar todo lo automatizable con los filtros de Gmail. Por una parte para mandar a la papelera todo lo que huele a spam o a publicidad no deseada. Tengo en ese filtro los dominios de unas cuantas agencias de comunicación, por ejemplo. Por otra parte mando a carpetas lo que no necesita mi atención pero quiero guardar. Por ejemplo algunas newsletters (creo que quedan dos o tres nada más). También mando a una carpeta específica todas las notificaciones de redes sociales y similares. Las miro una vez a la semana, todo lo más. En tercer lugar, intento aplicar etiquetas automáticamente a mails de los cuales sé su temática por la persona que los envía o alguna otra palabra clave. Esto me permite archivarlos rápidamente después de leerlos pero aún así tenerlos siempre a mano. Por último, tengo unas cuantas etiquetas para mails sobre los que tengo que hacer algo antes de archivarlos (prioridad, revisar, hacer, responder, peticiones).

(más…)

Reflexiones sobre el juicio de la SGAE

Con unos días más de perspectiva, creo que vale la pena reforzar algunas ideas sobre este juicio y sobre los argumentos de las partes. Así como puntualizar una o dos cosas que se han publicado en la última semana.

Argumentos de la defensa

Nuestra defensa se centra en los siguientes argumentos:

1. Merodeando es un blog personal, no un medio de comunicación. No le resulta de aplicación la Ley de Prensa de 1966, que se refiere en su artículo 1 a medios impresos (obvio la referencia al Fuero de los Españoles) y que presupone una estructura jerárquica de control de la publicación de contenidos:

El derecho a la libertad de expresión de las ideas reconocido a los
españoles en el artículo 12 de su Fuero se ejercitará cuando aquéllas se
difundan a través de impresos, conforme a lo dispuesto en dicho Fuero y en
la presente Ley

2. El autor del blog, osea yo, asume por completo el texto del post objeto de la demanda. Ahora bien, entendemos que dicho contenido es puramente informativo y no introduce opinión. Al tratarse de afirmaciones sobre hechos, si estos son ciertos, por mucho que pudieran ser hirientes, no son en ningún caso constitutivos de injuria. Pensamos también, que se encuentran ampliamente abarcados dentro del derecho a la libertad de expresión que reconoce el artículo 20 de la Constitución.

3. En lo que respecta al contenido de los comentarios publicados en dicha noticia, entendemos que es de aplicación la LSSICE puesto que, respecto al servicio de comentarios del blog, soy prestador de servicios a terceros y, por lo tanto, no puedo ser responsable de los contenidos publicados por estos. La responsabilidad sobre dichos comentarios es de sus respectivos autores. Sobre cuya identidad, por cierto, en ningún momento me ha preguntado ni la SGAE, ni la fiscalía, ni la juez. Obviamente no le hubiera dado las IPs a la SGAE, pero sí a la juez si lo hubiera solicitado para identificar a los comentaristas. Pero es que ni lo han pedido. Mi responsabilidad respecto a los comentarios, de nuevo según la LSSICE, es la de retirarlos cuando así me lo indique la autoridad competente.

(más…)

Juicio por la demanda de la SGAE

Actualización 15:19: el juicio no ha ido excesivamente bien. Contra lo que era previsible, el ministerio fiscal se ha manifestado a favor de la demanda. Digo que contra lo previsible porque la postura de la fiscalía de Madrid es, en general, claramente favorable a nuestras tesis. El abogado de la SGAE ha intentado hacer ver que yo soy responsable de todo lo que se publica en mi blog, sea o no el autor, simplemente porque tengo los mecanismos y herramientas necesarios para borrar o modificar los comentarios. Javier Maestre, mi abogado, ha defendido que se trata de un blog personal, no de un medio de comunicación y que por lo tanto no cabe aplicar la ley de prensa de Franco, como pretende la SGAE, sino la LSSI; que la responsabilidad de los comentarios es de sus autores (sobre cuya identidad ni siquiera ha preguntado la SGAE) y que, en cualquier caso, el tono del post es claramente informativo y no injurioso.

Esperamos sentencia en unos cuatro o cinco días, pero lo más probable, hoy por hoy, es que sea condenatoria y que tengamos que recurrir. Cuando esté disponible el video del juicio lo subiré en Youtube y aquí para que lo podáis ver todos.

Actualización 11:08: me llaman para avisarme de que se adelanta el juicio a las 12:30. ¿De qué película me sonará a mi esto?

Hoy se celebra la vista oral del juicio por la demanda que la SGAE puso contra mí por el post sobre el googleboming SGAE – Ladrones. Será a las 13:45, en el juzgado de primera instancia número 55 de Madrid, en la calle María de Molina 42.

En su momento la SGAE presentó el escrito de demanda, nosotros la respuesta a la demanda y también tuvimos una vista previa en la que la SGAE solicitó poder interrogarme, que es lo que se hará hoy. Después de esto el juicio debería quedar visto para sentencia, que no sé cuánto tardará en producirse.

Yo estoy tranquilo. Estoy convencido de tener la razón de mi parte. Y estoy convencido de que el sistema judicial español funciona, aunque a veces lleve algo más de tiempo de lo que a todos nos gustaría. Muchas gracias a todos por las muestras de solidaridad desde blogs, twitters, correos y demás durante todos estos meses. Estoy convencido también de que es una batalla que había que dar y me ha tocado a mí darla en nombre de todos. Bueno, a mí, a Público y a unos cuantos más.

Solidaridad con El Correo

Ayer domingo ETA atentó contra la rotativa del diario El Correo. Todos los ataques de ETA son igualmente despreciables, pero estos intentos de acallar la opinión contraria y silenciar a los que informan nos tocan a todos los que escribimos muy de cerca. Da igual que sean medios de comunicación tradicionales o nuevos, en papel o en internet, diarios o blogs. Nos están atacando a todos, igual que a toda la sociedad.

Martín Varsavsky ha iniciado una campaña de solidaridad de blogs con El Correo. Se trata de mostrarles nuestro apoyo enlazándoles e intentando que hoy tengan el máximo tráfico posible en internet. Animaos a participar.