Libros para el verano

Este verano estaré unos diez días en la playita lejos de cualquier ordenador y de internet. Serán unas vacaciones mentales, físicas no creo que me las permitan mis hijas. Aprovecharé para darme un atracón de lectura tradicional: libros. Para ello me estoy preparando una listita en Amazon para traerme a mitad de este mes. Estos son los títulos que tengo seleccionados hasta ahora:

  • Purple Cow: Transform Your Business by Being Remarkable – Seth Godin
  • Free Culture: How Big Media Uses Technology and the Law to Lock Down Culture and Control Creativity – Lawrence Lessig
  • We the Media – Dan Gillmor
  • Smart Mobs: The Next Social Revolution – Howard Rheingold
  • Linked: How Everything Is Connected to Everything Else and What It Means – Albert-Laszlo Barabasi
  • The Cluetrain Manifesto: The End of Business as Usual – Christopher Locke

¿Alguna sugerencia adicional? ¿Alguno que eliminariais? ¿Comentarios varios?

Actualización: otros libros añadidos a la lista con posterioridad.

  • Free Prize Inside: The Next Big Marketing Idea – Seth Godin (a sugerencia de Tachnovation)
  • The Tipping Point: How Little Things Can Make a Big Difference – Malcolm Gladwell

Tengo que ir cerrando la lista porque Amazon tardará unos 18 días en mandarme los libros.

Me tengo que mudar

Ayer empezaron a fallarme los logs del alojamiento de Merodeando. He hablado con el proveedor y me dice, que aunque los haya tenido desde enero, en teoría el acceso a logs no está incluido en mi paquete de alojamiento. Esto se suma a otra serie de, pongamos desavenencias que me llevan a querer cambiar de proveedor. No me importa pagar algo más, pero quiero que responda a lo que necesito. Incluso a lo mejor me planteo Typepad (Víctor, tu oportunidad para convencerme).

¿Qué es lo que tengo hoy? 100 megas de espacio, 1 giga de transferencia en un servidor linux compartido con ni se sabe cuánta gente, con MySQL, PHP y demás. Todo por 3.33 euros/mes. ¿Alguien da más? ¿alguien se aproxima? ¿O mejor me monto un servidor en casa y a freir monas… ¿alguien me echa una mano?

Trabajando gratis para Google

Muchos han comentado la inteligente campaña de publicidad de Gmail que suponen las invitaciones para acceder a la versión beta, de manera muy similar a lo que hicieron en su momento con Orkut. Se ha comentado sobre el efecto geek-elitista. También se ha hablado de la funcionalidad de regulación de la velocidad de crecimiento del servicio que tienen las invitaciones. Incluso de su uso como herramienta anti-spam. Y hasta de los planes de futuro de Google para Gmail.

De lo que nadie ha hablado hasta ahora (al menos que yo sepa) es de que nosotros, la comunidad de internet, y especialmente los bloggers, les estamos haciendo el trabajo sucio de distribución y promoción, y además gratis. Me explico. Después de las peripecias que sean (cada uno tiene las suyas y ya conté las mías en su momento), consigues una cuenta de gmail. Empiezas a usarla y te maravillas por los mil detalles interesantes que incorpora. Al poco tiempo te llegan las primeras invitaciones y te lanzas raudo a ofrecérselas a tus amigos y a los lectores de tu blog. Te vas liando, te vas liando y cada vez tienes que dedicarle más tiempo a ofrecer invitaciones y gestionar el proceso de obtención para que sea interesante para los que la quieren, relevante para tu blog y mínimamente transparente y objetivo. Total, un montón de tiempo robado a la preparación de posts interesantes o a esas mejoras de formato que nunca encuentras tiempo de acometer. Además los interesados no paran de ir de un blog a otro dejando mensajes desesperados, y algunas veces cuando les envías las invitaciones ya no les interesan.

¿Soluciones? La simple: pasar de dar invitaciones más que a familiares, amigos y conocidos. La sofisticada: enviarte las invitaciones a ti mismo y publicar los enlaces directamente en el comentario en cuestión. Así minimizas el trabajo por tu parte y garantizas la gratificación instantánea… del más rápido.

Economía del compartir

Interesante el apunte de la semana pasada de Enrique Dans sobre la economía del compartir (sharing economy). Trae a colación una anotación de Joi Ito y un artículo en Business 2.0 sobre el mismo tema.

Me encanta el ejemplo práctico, de su propia experiencia, con el que ilustra los conceptos básicos que hay detrás de las licencias copyleft y Creative Commons.

…vamos con un ejemplo, concretamente el mío: yo no cobro nada por escribir en mi blog, obviamente. Tampoco cobro nada por escribir en periódicos o revistas, aunque en alguno de ellos mantenga una colaboración más que sistemática. Por supuesto, me supone un esfuerzo, y evidentemente, genera algún tipo de ingreso cuantificable para quien publica esos contenidos, sabiamente mezclados con otros.

¿Donde está la racionalidad de un comportamiento así? En mi caso, yo lo utilizo para poder hacer aquello que de verdad me gusta: investigar y crear conocimiento. Gracias a mis actividades de ese tipo, puedo llegar a una empresa, que suelen ser el sujeto de la mayoría de mis investigaciones, y obtener un acceso a la información mejor que si fuese un completo desconocido llamando a su puerta. Es más, me interesa que mi material, de cualquier tipo, sea utilizado por otras personas de la manera que ellos quieran, siempre y cuando (y así se establece en mi licencia), se cite la procedencia. Para mí, viniendo del mundo académico, es algo natural: escribes un paper, y cuanto más citado es, más importante eres y más beneficio le extraes, hasta el punto de haber desarrollado una medida, el citation index. Eso, además, realimenta mi particular ciclo de negocio: cobro por divulgar conocimiento en determinados foros, tales como clases y conferencias, y consigo además que mis contenidos sean mejores gracias a la incorporación del material obtenido en mi investigación. Eso hace que la empresa en la que paso más horas y que paga mi principal ingreso reciba, por un lado, el producto que espera (clases a un nivel satisfactorio), pero, además, infinidad de subproductos que también le suponen un aporte de valor, como publicaciones en congresos y journals, o incluso, si se puede medir de alguna manera, algún tipo de prestigio. Cerrando el círculo, la empresa sujeto de la investigación, que no me paga por investigar, recibe rendimientos derivados de las conclusiones de esa investigación en diversas formas…

Cuando habla de que no cobra por los artículos de prensa, que sin embargo reportan beneficios al periódico en cuestión, está hablando de las licencias free for commercial use a las que Joi Ito se refería recientemente.

Yo ando buscando algo parecido que aplicar al mundo de la consultoría. No debería ser tan difícil, ¿no?

Batiburrillo III

Se me amontonan los temas para escribir, así que recurrimos de nuevo a tan socorrida figura. Me temo que con del.icio.us esto no va a hacer sino aumentar (offtopic: ¿alguien sabe un buen método para integrar la lista de del.icio.us en el blog?).

1. Móviles convergentes: 3G+Wifi de Docomo por un lado y un teléfono que usando Bluetooth hace homezone (usa la línea fija para llamar cuando esta en rango y la móvil cuando está fuera) de BT por otro. [vía Denken Über]

2. Tarjeta universal en el móvil. [vía Bitácora de Salvador Aragón]

3. Serendipity, redes sociales en mobilidad usando Bluetooth [vía the social software blog]

4. Terry Jones (ex Monty Python) parodia la posición de la administración Bush sobre las torturas en The Guardian. [vía email]

5. Mapa de buscadores españoles, cómo se relacionan y quién alimenta a quién. [vía deakialli]

6. El Corte Inglés venderá ordenadores Linux de sobremesa. ¿Será el principio de la adopción generalizada de linux en desktops en ordenadores de uso personal? [vía Error500] – atención, posible hoax.

7. Artículo de Business Week sobre Wikis. ¿Pasarán también a ser main-stream, al menos en Estados Unidos? [vía Denken Über]

Batiburrillos anteriores: – Batiburrillo IIBatiburrillo de vuelta de vacaciones