El Canon AEDE ahora se llama Digital News Initiative

El Canon AEDE ahora se llama Digital News Initiative

Ayer se filtró y hoy se ha anunciado oficialmente que Google ha llegado a un acuerdo con los medios tradicionales para poner dinero y recursos (en principio 150 millones de euros en tres años para toda Europa). Una vez que se me va quitando la cara de idiota y después de haber hablado directamente con Google, voy a intentar resumir lo que ha pasado y cómo yo lo interpreto. Enrique Dans cuenta lo mismo en un apunte mucho más breve.

¿Qué es la Digital News Initiative?

Google ha anunciado la Digital Newspaper Initiative (DNI), en palabras de Google “una alianza para ofrecer apoyo al periodismo de alta calidad en Europa a través de la tecnología y la innovación”, creada “en colaboración con editores de noticias de Europa”. Esto es, con los medios tradicionales europeos con los que hasta hace nada se estaban tirando los trastos a la cabeza. Según el post de Google España los medios españoles que participan El País, Unidad Editorial, Vocento, Grupo Godó, 20 Minutos y El Confidencial. Según la página internacional sólo El País.

Se establecen tres programas:

  • Desarrollo de productos: se supone que de productos de Google que ayuden a los medios. Dicen que “Google y los socios editores fundadores han comenzado a explorar una serie de ideas para productos y esperan más propuestas”.
  • Apoyo a la innovación. Aquí van los 150 millones de euros en tres años. En principio para medios tradicionales, nativos o incluso nuevas startups. Quién se lleva el dinero lo decide Google, “con la ayuda de un grupo asesor de editores y organizaciones con experiencia en becas creadas para potenciar el periodismo”.
  • Formación e investigación. Ayudar a las redacciones a desarrollar “habilidades digitales” y estudios sobre el sector.

¿Qué significa para los medios tradicionales?

Su objetivo ha sido siempre que Google pagase dinero a los medios tradicionales. Lo intentaron primero con el Canon AEDE. Cuando no funcionó, porque Google se negó a establecer el precedente de que pagaba por enlaces o por usar fragmentos no significativos, han buscado nuevas vías. Al final han conseguido lo que querían, que Google les de dinero y poder apuntarse el tanto públicamente. Además, han estado en la definición de la DNI desde el principio, posiblemente participarán en la determinación de cómo se distribuyen dinero y recursos y con bastante seguridad serán sus máximos beneficiarios.

No es mucho dinero, para España asumo que tocaría aproximadamente un 10%, 15 millones en tres años, a 5 por año. Pero es algo. Y el impacto no es sólo el del dinero, sino también el de la capacidad de influir en la definición de productos de Google. En el acuerdo se habla de una cifra porque imagino que era condición necesaria para los medios. Sin una cifra concreta no pueden vender esto como una victoria. Sin embargo, lo importante es lo que hay detrás. ¿Posicionarán mejor en Google los medios que participen? ¿Tendrán mejores condiciones comerciales en sus productos de publicidad? Hay muchos aspectos que no se ven, en los que Google no tiene ningún remordimiento en no ser neutral y que pueden beneficiar fuertemente a los medios tradicionales.

¿Qué significa para Google?

Supone la firma de la paz con los medios tradicionales europeos. No está claro aún que con todos. De momento no se sabe que Axel Springer, uno de los principales críticos con Google, vaya a participar. Por otra parte, para Google 150 millones de euros son migajas. Y salvaguarda el principio de que no paga por los enlaces ni por los fragmentos significativos, que es el precedente que quería evitar.

Esta paz le es muy útil en un momento en el que está bajo ataque por prácticas monopolísticas en varios procedimientos iniciados por la Comisión Europea y en la que la presión de los medios locales algo ha tenido que ver. No iría tan lejos como para afirmar que compra su silencio o su complicidad, pero seguro que ahora están menos motivados para seguir atacándole públicamente en sus editoriales y en privado en sus esfuerzos de lobbying. También deja en papel mojado el Canon AEDE. Los medios han conseguido lo que querían y no volverán a levantar esa bandera.

Por otra parte, permite a Google ponerse en una posición de trabajo más estrecho con muchos de los principales grupos de medios europeos, asegurarse de que usan más sus productos y alejarlos, en la medida de lo posible, de su gran enemigo en este ámbito que no es otro que Facebook.

¿Qué significa para los medios nativos digitales?

Desde mi punto de vista no es bueno. Al final se trata de un tercero que facilita 150 millones y el resto de programas para que se altere el equilibrio competitivo de la industria de medios en Europa. En el mejor de los casos la asignación de esos recursos la determina sólo Google (y tenemos que confiar que lo haga con criterios imparciales y objetivos). En el peor, pesa mucho la influencia del “grupo asesor de editores” y de los “socios editores fundadores” y el reparto está todavía más sesgado. Desgraciadamente sólo es ligeramente mejor que si el Ministerio de Industria anunciase 150 millones para favorecer a los medios. Al final Google le está dando recursos y dinero a los medios tradicionales que tanto le han combatido para que dejen de hacerlo y para que puedan competir mejor contra los medios digitales que sí hemos defendido a Google, en particular en la Coalición Pro Internet.. Entenderéis lo de la cara de idiota que se me ha quedado.

Google dice y repite que no hay aún nada firmado y que han hecho énfasis en que participen todo tipo de medios. Pero no es del todo cierto. Puede participar cualquier tipo de medio, faltaría más. ¿Os imagináis el escándalo si fuera algo acotado sólo a los medios tradicionales? Pero en la práctica no todos son iguales. Hay “socios editores fundadores” que han participado en la definición de este programa, de hecho para los que está pensado, y que posiblemente también tendrán voz en determinar cómo se reparte. Y luego hay medios que pueden rellenar un formulario solicitando autorización para participar.

Algunos medios españoles no alineados con la AEDE parece que sí han sabido del acuerdo con antelación y se han podido sumar. Se trata de 20 Minutos y El Confidencial. No sé bien por qué algunos sí han sido informados y han podido participar en alguna medida y otros no. Obviamente todos los medios no tendremos más remedio que correr a apuntarnos. Aunque sólo sea para cruzar los dedos de que nos lancen alguna migaja y paliar en la medida de lo posible la pérdida de posición competitiva. En Francia durante el primer año este ha sido el reparto del fondo de Google (gracias Ramón Salaverria).

¿Qué pasa con la Coalición Pro Internet?

Desde mi punto de vista queda herida de muerte. Google no ha tenido siquiera la delicadeza de avisar off-the-record a los participantes de que se estaba negociando este acuerdo y de que iba a anunciarlo. Dicen que no tiene nada que ver con el Canon AEDE. Al final me temo que hemos sido unos tontos útiles que acabamos aparcados cuando dejamos de serlo (útiles, no tontos). En cualquier caso esto posiblemente ya no importe mucho. El gobierno no tiene ningún interés en mover el Canon AEDE, los medios tradicionales tampoco porque ya tienen lo que querían y que no habían conseguido con el Canon. Y Google ya no necesita un altavoz para dar luz a su posición contraria, porque ya no habrá nadie empujando desde el otro lado y porque ahora los grandes medios son sus compañeros de alianza.

Etiquetas: , , ,



  • Una que pasaba

    Yo creo que estás saltando a las conclusiones muy rápido. En principio y en el papel, como bien mencionas, los fondos podrán ir destinados a quien Google le plazca, y esto no tiene por qué ser – en el caso de España – a los medios AEDE necesariamente, si no hacen propuestas que Google considere dignas de financiar.

    Cierto es que los medios grandes tienen más personal y quizá experiencia como para hacer mejores propuestas, especialmente teniendo en cuenta que uno de los criterios de Google para otorgar el dinero es su posbile impacto; pero creo que es a su vez una oportunidad para medios no tradicionales o grandes (se me ocurre por ejemplo, Meneame) de obtener financiación, que no se ha de dejar pasar.

    • Yo sinceramente prefiero innovar con mis propios medios y que mis competidores hagan lo propio que tener que plantearme presentarle un proyecto a Google para que me lo apruebe o para que innove por mí. Y mucho más si en la decisión de qué proyectos aprobar participan algunos de mis competidores como parece que es el caso.

  • Pingback: El Canon AEDE ahora se llama Digital News Initiative()

  • opr

    ¿Y debemos estar contentos?
    Google no hace sino plegarse a la discrecionalidad política en cada lugar y salva lo que puede de su negocio.
    En China Google también se adapta y censura como le dicta el Gobierno allí. ¿Deja eso en ridículo a quienes defienden la libertad de expresión?
    Encima de burros apaleados!
    El canon transforma el pago libre en impuesto a repartir a discreción entre una (¿hace falta decirlo?: corruptísima) burocracia estatalizada. En España sabemos bien lo que eso significa, no solo en internet, con las TVs y los medios de comunicación,las ITVs, los servicios municipales, el registro civil, la energía.. en fin, más de lo mismo.

    • opr

      Ah! entre los ejemplos me quedó la SGAE! ¡Qué gran olvido! Una institución que nació del robo y no ha hecho otra cosa en toda su historia!

    • Me deja un poco sorprendido tu comentario. ¿De dónde sacas en mi texto que a mí me guste esta situación?

      • opr

        Pues tienes razón, no lo dices.
        Me fui al texto desde un tuit que ponía:
        Google deja en ridículo a @CanonAEDE_NO
        Y mi lectura en diagonal (no demasiado comprensiva, por lo que veo ahora) hizo el resto.

        Disculpa.

        Pero sigo sin estar de acuerdo con el supuesto ridículo. Que Google haya pasado por el aro no deja en ridículo más que a Google (Y a los grandes editores que cobran pero que solo gana tiempo y de todos modos van a desaparecer, pues su modelo se acaba).

        Tampoco con la necesidad de sumarse ahora al AEDE y… por unas migajas

        Si antes era injusto, lo sigue siendo ahora, pero además es inútil.

        Los grandes editores no van compartir ahora ni nunca con los pequeños, y Google, que ha se ha avenido a pagar 150 millones al chantaje de los grandes, no va a pagaros un suplemento a los pequeños por justicia o simple decoro.

        Pero en cambio, precisamente ahora que ya sabéis lo que le cuesta a Google el chantaje: 150 millones, deberías seguir oponiéndoos. Con más empeño que nunca. Hacedlo y quizá Google os ayude. Desde su posición, mejor será dar 50 a los pequeños que 150 a los grandes, ¿No? Lo que está demostrado es que para Google.. Its only business

  • Pingback: Acuerdo entre Google y editores europeos | Periodismo Ciudadano()

  • “No iría tan lejos como para afirmar que compra su silencio o su
    complicidad, pero seguro que ahora están menos motivados para seguir
    atacándole públicamente en sus editoriales y en privado en sus esfuerzos
    de lobbying”

    Lo
    has dicho todo, Julio: Google compra la agenda de quienes todavía
    marcan la agenda de los que hacen política. Es el crony capitalism en
    toda regla: Google se protege del chantaje y para eso si no le gustan
    tus (nuestros) principios tiene otros. Otra cosa es si realmente el
    dinero va a servir para algo: si uno baja lo suficiente las páginas webs
    (esa práctica que parece desapeercer) en los footers de varios de estos
    medios aparecen… ¡las subvenciones del ministerio de industria!. Y
    siguen teniendo problemas. Problemas que no desaparecerán. Ellos son
    insaciables y lo que repugna es competir con las cartas marcadas. Ellos
    no terminan de caer y no te dejan crecer.

    • Ya echaba yo de menos a mi comentarista habitual (sí, ya sólo me queda uno).

      Tienes toda la razón. Jugamos con las cartas marcadas. Que les ayude la administración (ayudas de industria, publicidad institucional, legislación a medida…) aunque grave, es algo que ya conocíamos y para lo que estamos preparados (es como jugar al fútbol a mayor altitud, te acostumbras y hasta tienes ventaja sobre el que no lo está).

      Pero que también les ayuden gente como Google sienta como un balazo de fuego amigo desde detrás de tus líneas.

      • Gonzalo Martín

        :))
        Claro, jode mogollón. Queda la cuestión de que yo creo que ni con todo ese dineral (que habrá que leer la letra pequeña de Google) pueden salvar sus negocios actuales tal y como los gestionan. Es una distorsión de la libre competencia clamorosa, y ya me imagino que los abogados de Google han hilado fino para que presentado como donaciones sea imposible de ganarse jurídicamente (¿algún abogado en la sala dispuesto a poner a la UE contra las cuerdas?). Entramos en lo más profundo de cómo funciona el capitalismo (el europeo, en concreto) y el rol del estado con su inmenso poder regulatorio. Lessig dejó de hablar de licencias creative commons para hablar directamente de corrupción y democracia precisamente por cómo se hacen las leyes de propiedad intelectual. El canon era una nueva extensión del copyright generada en un espacio de corrupción institucional (¿es esta palabra legal aquí? ¿te o nos demandan?). Entiendo por corrupción la adulteración del sentido y el proceso de elaboración de las leyes: ese minúsculo porcentaje de personas que deciden quiénes hacen las leyes en la práctica al servicio, legal por supuesto, de quienes les hacen posible seguir donde están. Poniéndonos en la piel de Google, ¿qué es mejor? ¿tragar por el precedente de leyes que entorpercen su crecimiento o encontrar un vía de pago que no genere un precedente legal mientras sigo creciendo en mi negocio, ese que son incapaces de igualar? Ellos son víctimas de otro chantaje y te dejan fuera porque no te necesitan. Peor aún: porque los chantajistas no te aceptan a su lado.
        Esa panda de grandilocuentes que se envuelven en la bandera del periodismo de calidad (¿qué es eso? ¿escribir para cultos?) para mantener sus retribuciones variables, sus paquetes de acciones y sus automoviles de gama sideral. Recuerda: la patria es el último refugio de los canallas. El conglomerado de los “media” siempre cita a la cultura (ja,ja,ja) y la información de calidad para salvar la democracia.

        P.D.: cárgate Disqus. Es una mierda.

        • No puedo estar más de acuerdo.

          ¿Qué problemas te da disqus?

  • Pingback: Cajón semanal de enlaces nº64 | Marc Martí()

  • Pingback: Lecturas de Domingo (69) | Ciencias y cosas()

  • Pingback: La traición de Google » hastalosmegapixeles.com()



5 Pingbacks / Trackbacks