¿De verdad que todas las empresas se crean para venderlas?

Coin flip

La semana pasada nos enteramos de que François Derbaix había vendido Top Rural a HomeAway por 14 millones de euros. Me alegro mucho por François, por su equipo y por sus inversores. Es, sin duda, uno de esos casos de empresa a la que “le ha llevado 10 años convertirse en un éxito de la noche a la mañana“. Sin embargo, hay una cosa que me resultó extraña en el post en el que François anunciaba la venta y en una entrevista posterior a El Confidencial y que me ha hecho recuperar mis reflexiones sobre este tema y escribir este post. François dice:

Cuando montamos Toprural en el año 2000, ya tenía claro que algún día lo venderíamos. Es el destino de todo negocio, salvo si lo que buscas es un auto-empleo o montar una empresa familiar, lo que no era mi intención.

Aclaremos, no es que no piense que no esté bien el que se cree una empresa para venderla. Me parece perfectamente legítimo. Es más, no es lo mismo plantearte esta cuestión cuando ya has vendido varias compañías que cuando se trata de tu primera compañía y una venta te cambia la vida. Ahora, no creo que los negocios que no piensen en venderse como opción principal sean sólo auto empleo o empresa familiar. La disputa entre el build to flip y build to last es casi tan antigua como internet, puede que incluso más. El modelo de “fundar para vender” está en la base de toda la industria de capital riesgo, que busca negocios escalables y con necesidades de financiación iniciales que puedan proporcionar “salidas” que permitan multiplicar la inversión por 5 o por 10.

Ahora, el modelo de “fundar para durar” se basa en aprovechar las innovaciones disruptivas para tomar posición en un mercado. Hoy mismo Techcrunch publicaba un post que explica el dilema del innovador de Clayton Christensen que habla precisamente de eso. Todas las industrias maduras tienden a estar concentradas en muy pocos actores con cuotas de mercado razonablemente estables. En dichos mercados es muy difícil que entre ninguna nueva empresa con una participación significativa. Sin embargo, en los momentos de disrupción tecnológica es cuando se producen los grandes cambios de cuotas y de líderes de mercado. Las grandes empresas dominadoras de una industria no suelen prestar atención. O están a otra cosa o minusvaloran la oportunidad/riesgo o no son capaces de perseguirla. Suelen ser empresas de nueva creación las primeras en aprovechar la oportunidad. De esas, muchas no tienen éxito. Cuando las pioneras tiene un éxito relativo ya visible desde el puente de mando de los grandes dominadores de la industria, algunos de estos intentan acaparar el nuevo mercado. Bien desarrollando la innovación internamente, bien comprando a alguno de los nuevos que la ha desarrollado. Y consiguen mantenerse como líderes. Algunos reaccionan tarde o no saben hacerlo y sucumben. Y alguno de los nuevos entrantes consigue desarrollarse lo suficiente y se convierte en uno de los nuevos dominadores de su industria.

En este modelo las empresas “fundadas para vender” tienen su papel en permitir que los líderes de siempre sigan siendo líderes o bien en ayudar a que alguno de los nuevos entrantes adquiera dimensión y pueda convertirse en nuevo líder. Las empresas “fundadas para durar” juegan a intentar ser ese nuevo líder.



  • Pingback: ¿De verdad que todas las empresas se crean para venderlas?

  • http://openid.blogs.es/alvarezdelvayo Alvarez del Vayo

    En realidad hay de todo actualmente, ¿no?

    Entre las empresas que se crean y se venden destaca la última, Instagram, o Youtube, por poner dos ejemplos enormes.

    En el otro lado están Dropbox, Rovio o Twitter, que no han querido vender y siguen siendo algo cada vez más grande.

    Lo que a mi me disgustaría es que el primer grupo fuera mucho más grande que el segundo.

  • http://openid.blogs.es/fderbaix fderbaix

    Hola Julio, una reflexión interesante. Lo cierto es que escribí este comentario que mencionas (“Es el destino de todo negocio…”) sin pensarlo demasiado. Aunque ahora, reflexionando, sigo pensando que el camino estratégico es vender el negocio o sacarlo a bolsa (que también es una forma de venta). Creo que una empresa que pasados 10 o 15 años en Internet sigue en manos de sus fundadores corre más riesgo de quedarse fuera de juego. En todo caso me gustaría invitarte a cenar si Weblogs s.l. sigue independiente y sin salir a bolsa en 3 años (que es cuando cumplirá 12 años si no me equivoco), y también si no es el caso ;) y así comentamos con más calma sobre la experiencia.

    @Alvarez del Vayo Dropbox, Twitter o Rovio sólo llevan respectivamente desde 2007, 2006 y 2003. Démosles 3 a 7 años más para cumplir 12 años (que es la edad de Toprural) y veremos donde están ;)

  • http://www.merodeando.com/ Julio Alonso

    François, acepto encantado la invitación a cenar en tres años. Y si hubiéramos vendido, pago yo.

  • http://openid.blogs.es/ivanruiz.es ivanruiz.es

    Estoy seguro que Julio se pensaría si vender Weblogs s.l si alguien le hiciese una oferta interesante, todo es cuestión de números y del momento de cada uno.

    Lo de crear un autoempleo siempre se ha dicho, pero cuando tu empresa factura cierta cantidad de dinero y tiene una cantidad de empleados importante, el autoempleo ya pasa a otra fase.

    Yo personalmente tengo tres sociedades, y aunque en este momento no tengo intención de vender, si me hicieran una oferta, la estudiaría y si es interesante podría aceptar, por que en el fondo las empresas se crean para generar riqueza, para uno, para el equipo y para el país.

  • http://openid.blogs.es/javiergalan www.20milproductos.com

    Yo soy emprendedor desde hace muchos años.
    En su momento creé una compañia B2B de servicios de informacion de pago en la que, tras cuatro años, incorporé a un capital riesgo que me permitiese afrontar las fuertes inversiones que nuestro crecimiento requería. En ese momento supe que, tarde o temprano, vendería la compañía. 7 años despues, la vendi a una multinacional inglesa.
    Por el contrario, ahora estoy desarrollando un potente ecomerce de venta de material de oficina on line y, salvo que ocurra algo que me haga cambiar de opinión, mi intencion es hacerla perdurar en el tiempo y, por esta razón, por ejemplo, no he dado hasta el momento acceso a empresas de capital riesgo que han querido participar.
    Yo creo, al final, que todo en la vida depende y, a priori, es dificil saber con certeza que haremos en diez años.

  • http://openid.blogs.es/marta-dominguez Marta Domínguez

    Hay dos tipos de empresas en Internet. Las Instagrams de cada periodo y las toprural señeras.

    Unas salen de la fiebre del oro y alimentan la innovación de los otros líderes en Internet, como los Googles y Facebooks, en línea con la reflexión de Julio.

    Las segundas no tienen tanto que ver tanto con la capacidad de innovación de los dueños después de 12 años (que defiende François), como con la respuesta a esta pregunta: Bien, y ahora ¿qué queremos que sea esta empresa en los próximos 12 años? En definiitva: cómo crecemos ahora.

    Algo similar a otras empresas offline. Por ejemplo, Mercadona tras 30 años, sólo tiene dos opciones, el salto a otros mercados, o ser comprada por otra cadena mayor internacional. La elección entre una decisión u otra depende de si la empresa está dispuesta a invertir recursos en solitario o no.

    Mi conclusión en términos de apuesta es que no tengo tan claro que la cena se la pague Julio ;)

  • http://altamiraweb.es/ altamiraweb.es

    Hay emprendedores que lo que le gusta es crear negocios, no mantenerlos sino innovar constantemente, personalmente creo que no tiene nada de malo esa opción, sobre todo si te sabes vender.

  • http://openid.blogs.es/antonioaguirre Antonio

    Me decidí a estudiar Administración en línea en la UTEL. Muchas gracias por esta aportación, me han recomendado este blog por sus contenidos. Saludos



One Pingback / Trackback