Participación, círculos, muchos y pocos

Con mucho la sesión del EBE07 que más repercusión ha tenido, o que más debate ha generado, ha sido la del estado de la blogosfera. Más allá del debate sobre si unos son intelectualoides y otros pasivos miembros del consumptariado, me parece interesante hablar sobre la participación. Adolfo Estalella afirma que la participación en los blogs, y en la web 2.0 en general, es mucho menor de lo que se supone. En la mesa redonda daba el dato de que sólo 1 de cada 1.000 accesos a Youtube es para subir vídeos. Tengo tres objecciones que hacer.

Primera. Estoy de acuerdo con la tesis que enunció de que cada uno tiene derecho a su opinión, pero no a sus datos. Creo que, en este caso, no se están interpretando bien los datos. No es lo mismo hablar de 1 de cada 1.000 accesos que de 1 de cada 1.000 usuarios. Cuando yo subo un video (o un post) luego voy a verlo, lo vuelvo a mirar, vuelvo a ver si hay comentarios, a ver si lo ha visto mucha gente. Por otra parte es común que la gente vuelva varias veces a ver el mismo video. Sería mejor dato saber qué porcentaje de todos los usuarios sube videos.

Segunda. Cada vez existen menos los perfiles puros. Muchos consumidores ya no son pasivos sino que también producen. Con distintas intensidades. Con distintos focos: en algunos campos consumen y producen, en otros campos sólo consumen. Imagino que a estas alturas no descubro a nadie el concepto del prosumer. Por lo tanto, más que medir el porcentaje de accesos para subir, habría que medir cuanta gente (en términos absolutos y también en términos relativos) sube algo, produce, aunque sea part-time. Estoy convencido de que es varios órdenes de magnitud superior al de hace unos años.

Tercero. Aparte de que haya público que también produce, también existe, cada vez más, público que, aunque no produzca, está muy interesado en ver contenido generado por otros usuarios. Quiere ver participación (aunque ellos personalmente no participen). Y si un sitio web no se la da, prefieren irse a otro que sí se la da.

Por cierto, comparto bastante la visión sobre el tema de Fernando Polo.

Relacionado | Las tres Cs



2 Pingbacks / Trackbacks