Desde Nueva York

Breve nota para comentar que estoy en Nueva York y por lo tanto voy a escribir algo menos de lo habitual hasta que vuelva en un par de días. Estoy conectado desde la wifi de un Starbucks como un campeón. Sale por 10 dólares 24 horas. Seguro que había alternativas más baratas, pero he ido a lo práctico y seguro.

No os perdáis, los que no lo viérais en la edición de papel de ayer, el artículo de Juan Francisco Alonso en ABC sobre la conferencia de blogs y empresa del otro día. Enrique también la comenta.

Variadito y acercando el fenómeno al público en general. Por cierto, lo de obsesos no iba en serio.