Hay que ser selectivos con los amigos

En varios blogs y en los mismos sistemas de mensajes de las redes de contactos (hoy en Orkut sin ir más lejos) se comenta que la gente acepta peticiones de añadir como amigo con demasiada facilidad, prácticamente de cualquiera que se lo pida. ¿Qué tiene eso de malo? Pues que la información de quién está conectado con quién es valiosa si representa la realidad, si es simplemente “le dije que sí pero no tengo ni idea de quién es” no vale mucho.

Jeffrey Nolan cuenta un experimento sobre este tema. Creó una personalidad fictícia en LinkedIn, subió su agenda y se dedicó a enviar invitaciones a diestro y siniestro (más de mil). Un día después ya tenía 16 personas que habían aceptado su invitación: el contacto de alguien que no podían conocer porque no existe. Sólo dos personas le respondieron pidíendole más datos antes de conectar con él, y 4 para decirle que no lo conocían lo suficientemente bien como para conectar con él.

Como comenta acertadamente Clay Shirky en la bitácora colectiva sobre software social Many2Many (muy recomendable para los que estéis interesados en este tema), una red de contactos llena de personalidades falsas pierde todo su atractivo. ¿Cómo se defenderán las redes?

  • http://atalaya.blogalia.com JJ

    Es que las redes sociales artificiales, en realidad, no sirven para nada. El truco es deducir redes sociales de los datos existentes.

  • http://www.merodeando.com Julio

    JJ,

    Estoy contigo en que la siguiente evolución es deducir redes sociales de datos existentes: intercambios de emails, direcciones que tienes en la agenda, en el IM(Instant Messenger). De momento, el que más se acerca a ese modelo, aunque aún le falta bastante, es Spoke Software href=”https://center.spoke.com/index.spoke” rel=”nofollow”>https://center.spoke.com/index.spoke.