Teléfonos móviles como pruebas en juicios criminales

Leo en la BBC
que la policía británica esta empezando a usar evidencias de los
registros de teléfonos móviles en sus investigaciones criminales.
Usan datos de las llamadas entrantes o salientes, de cuándo se
desconectan los móviles de la red y a qué celdas están conectados
para ayudar a determinar la presencia de sospechos en lugares
concretos. Muy interesante si se usa apropiadamente, aunque siempre se
corre el riesgo de que se acabe sabiendo que esto es así y los
criminales tomen precauciones; igual que hicieron con el uso de guantes
para evitar dejar sus huellas digitales (de dedos, pero nada
virtuales). [Vía Gizmodo].